La primera vez que me surgió este montaje en un patrón me quedé un poco perpleja y de un principio tardé en colocar el pulgar de la manera adecuada. Y de repente se me fue el dedo solo! Se ve que esta manera de montar estaba guardada en mi memoria muscular de cuando era pequeña y los muchos intentos fallidos por parte de mi madre para que aprendiera a tejer.

No es un montaje que se use muy a menudo ya que no es muy elástico, sin embargo es perfecto para montar puntos extras por ejemplo para formar el pulgar en unas manoplas o mitones, que es lo que enseño en el video.