Ya comenté alguna vez que, al haber aprendido a tejer en Inglaterra, siempre he tejido con patrones en inglés. En casi todos los patrones que uso manda bloquear la pieza al final. No sé si ‘bloquear’ es la palabra adecuada en español – en inglés es to block o blocking. Me enteré hace poco que, en España al menos, casi nadie lo hacía – mi madre ni siquiera había oido hablar de ello –  pero ya veo últimamente a más gente mencionarlo y también usan la palabra ‘bloquear’.

Por si no estás muy segura qué es bloquear, para qué se hace y cómo se hace, aquí os explico cómo lo hago yo.

¿Qué es bloquear?

Bloquear una pieza consiste en mojarla y luego adaptarla a la forma que necesitemos mientras que seca.

¿Para qué sirve bloquear el tejido?

Hace como que se relajen los puntos, tengan mejor definición y se vean más igualados. Con Fair Isle o Jacquard se ven los puntos más ‘aposentados’ como quien dice, y se aprecia mejor el dibujo. Con otros tipos de punto, como los calados o cuando el tejido forma picos (en chales por ejemplo), es indispensable – hace que se vea bien el calado y queden los picos donde tienen que estar. Por último, cuando tejes una prenda como un jersey, es una oportunidad para adaptar las medidas de la pieza final a lo que necesitas: estirar un poco más las mangas, ensanchar la cadera o enderechar ese elástico que se enrolla. Todo esto con cuidado y ligeramente, por supuesto. Me temo que no lo cura todo…

Aquí tienes un antes y un después de un chal que hice hace un par de años. Compara las medidas contando las baldosas que ocupa.

Chal Waiting for Rain de Sylvia McFadden, antes de bloquear

Chal Waiting for rain, después de bloquear

De hecho no lo hice bien del todo, ya que el bloqueo hubiera sido la oportunidad perfecta para estirar esa parte que se mete hacia dentro un poco en el lado izquierdo.

Otro ejemplo más. En este la diseñadora especificaba las medidas que debía tener el cuadro al bloquearlo, así que simplemente lo estiré a esas medidas y lo sujeté con alfileres. Nota la diferencia del cuadro amarillo sin bloquear y el rosa bloqueado.

Cuadros de la manta Birlinn de Kate Davies

Utiliza muchos alfileres para que no te queden picos

¿Cómo se bloquea?

Estas instrucciones son para bloquear lana. El algodón y el acrílico se hace de manera distinta (lee más abajo).

1. Usa un lavabo o balde lo suficientemente grande para que quepa la pieza de manera aholgada. Llénalo con agua templada. Asegúrate que no esté muy caliente porque se te puede afieltrar la lana, casi más tirando a fría. La mejor manera que encuentro de explicar la temperatura del agua es demasiado fría para bañarse pero demasiado caliente para beber.

2. Echa un poco de detergente de lana si tienes. Sino puedes usar un champú suave – el champú de bebé funciona muy bien. Yo utilicé Soak que es buenísimo, huele increíble (el de higo es mi favorito) y no necesita enjuagado.

3. Introduce la pieza tejida pero sin agitarla. Apriétala suavemente para que vaya saliendo todo el aire. Déjalo a remojo al menos 20 o 30 minutos. Las fibras de la lana atrapan mucho aire y este es el tiempo necesario para que se empape bien toda la lana.

4. Si es necesario (dependiendo del tipo de jabón que hayas usado) enjuaga bien la prenda con agua de la misma temperatura. No intentes levantar la prenda para sacarla del balde o lavabo porque se estirará mucho. Simplemente arrima la prenda a un lado y vuelve a llenar el lavabo o balde con agua fresca las veces que haga falta.

5. Saca el agua de balde o lavabo y estruja la pieza tejida suavemente para escurrirla todo lo que puedas. Nunca, nunca, retuerzas la pieza para escurrir el agua – simplemente apriétala contra los lados del balde o lavabo.

6. Extiende una toalla grande y limpia sobre el suelo y pon la pieza tejida encima bien estirada. Enrolla la toalla con la pieza dentro y apriétala suavemente con las manos o incluso las rodillas para que vaya absorbiendo el agua. Repite con una toalla seca si fuera necesario.

7. Coloca la pieza en una superficie plana para que seque. Si puedes, usa alfombras tipo puzzle de espuma para que sea fácil pinchar con alfileres. Las hay en algunas tiendas de tejer pero también se pueden usar las de niños como estas en Amazon. Las de puzzle se pueden conectar de varias formas distintas dependiendo del tamaño de la pieza. Amelia (@loraamelia) también me recuerda que puedes hacerlo sobre una cama que no vayas a usar durante un día o dos, pero pon una toalla debajo! Y otro super truco de ella: usa una toalla de rayas, así la puedes usar para guiarte por las rayas y dejarlo todo recto. También valen esas colchonetas de yoga o planchas de poriespán blanco – cualquier cosa donde se sujeten bien los alfileres.

8. Ahora es cuando empieza el bloqueo en sí: adapta el tejido a la forma y dimensiones que necesitas. Si es un chal estíralo poco a poco y vete sujetándolo con alfileres o con cables de bloquear que son ideales para bloquear chales (estos son los que compré yo, pero me dicen que también se pueden usar cables de freno de bicis). Si es un jersey o una chaqueta quizás no te haga falta sujetarlo con alfileres pero empieza a colocar el tejido totalmente plano y vete adaptándolo a las dimensiones que necesitas. Si utilizas alfileres, usa muchos, cuantos más mejor! Intenta que no te queden picos por ninguna parte (a no ser que el patrón los tenga). Otro truco de Amelia: saca fotos desde arriba: así descubres zonas problemáticas donde no está recto del todo.

 

 

Deja secar la pieza completamente – al menos un día o dos dependiendo del grosor. Sé paciente! Merecerá la pena.

Cuando tejes algo como un jersey, muchos patrones incluyen un esquema con las dimensiones finales de la pieza dependiendo la talla que hayas tejido.

Usa estas medidas para colocar la pieza, estirando donde tengas que estirar, juntando el tejido un poco más donde necesitas que encoja. Te recuerdo que tampoco puede hacer milagros pero sí que ayuda mucho. En el último jersey que tejí me quedaron los puños un poco apretados, así que los estiré todo lo que puede mientras estaban mojados, los sujeté con alfileres y cuando me lo probé de nuevo estaban perfectos.

Cómo bloquear algodón y acrílicos

De esto no tengo mucha experiencia ya que no suelo usar estas fibras, pero te cuento lo que he podido averiguar:

El algodón es mejor que no se remoje. Extiéndelo seco sobre una tabla de planchar, humedece un trapo o un almohadón, ponlo encima de la pieza y pásale la plancha de vapor suavemente. Sigue hasta que quede el trapo completamente seco.

Si es algo acrílico es mejor sujetarlo con alfileres mientras está seco y luego usar un spray con agua para mojarlo. Déjalo secar completamente antes de quitar los alfileres. También puedes usar un spray de almidón.

 

Gracias a Amelia por mandarme algunos trucos más después de leer el artículo. Deja un comentario abajo si tú tienes algún otro truco o si haces el bloqueo de otra manera. Cuanto más compartáis, más aprendemos todas!