Este es uno de los montajes más comunes para chales en forma de media luna o triángulo.

Se hace una “lengüeta” de punto bobo y luego se cogen los puntos del lado de la lengüeta y los que se montaron.

Sigue las indicaciones de tu patrón pero es bastante común empezar montando 3 puntos, hacer unas 12 vueltas y acabar con 12 puntos en la aguja al final: los 3 con los que acabaste la vuelta, 6 que coges por el lado y los 3 que montaste al principio.

Luego ya se va aumentando, siguiendo el patrón, para seguir añadiendo puntos a las agujas hasta formar un chal.

El chal que aparece en el video es Viljandi de Suvi Simola.